BIENESTAR, Sin categoría

DIARIO DE GRATITUD PARA PESIMISTAS

thank-you-515514_1920

 

Hacía tiempo que había oído hablar de los beneficios de la gratitud. Videos en Youtube, libros sobre el tema, comentarios con amigas… me recordaban continuamente la importancia de ser agradecida.

Yo doy las gracias cuando me hacen un regalo, cuando alguien me ofrece su ayuda, cuando son amables conmigo… y eso está muy bien pero no es suficiente. Cuando hablan de gratitud se refieren a ser agradecidos con la vida, en su sentido más amplio. Según lo define Robert Emmons es “un sentimiento de asombro, agradecimiento y apreciación por la vida.”

Algunos de los beneficios que se obtienen cuando se practica la gratitud son:

  • Ayuda a disminuir los niveles de depresión.
  • Fortalece el sistema inmunológico.
  • Las personas agradecidas duermen mejor.
  • Ayuda a ver la parte positiva de lo que nos ocurre aumentando nuestra resiliencia.
  • La gratitud promueve el perdón  con lo importante que es eso (os lo contaba aquí.)

Una herramienta para trabajar la gratitud es utilizar un DIARIO DE GRATITUD. Confieso que no me apetecía nada tener otro diario. Os hablé en este video de los diarios que escribo y siento que son suficientes. Pero era tal la insistencia con la que acudía este tema a mi cabeza que decidí hacer el diario de gratitud más sencillo que se me ocurrió.

Elegí una libreta y todas las noches al acostarme escribo tres cosas (mínimo) por las que doy las gracias. Todas las frases comienzan por:  “GRACIAS por…” No tardo más de cinco minutos en hacerlo y he notado beneficios a los pocos días de empezar. Sobre todo me he dado cuenta de que he cambiado el foco, ahora me fijo más en los aspectos positivos de lo que me ocurre. Me he hecho más consciente de las cosas buenas que tiene mi vida y soy más alegre y feliz.

Me parece un ejercicio muy recomendable para todos y muy en especial para las personas pesimistas precisamente por ese cambio en el foco que os comentaba. Sino os gusta escribir, podéis hacer el mismo ejercicio verbalizando las frases en lugar de anotarlas.

¿Trabajáis vuestra gratitud de alguna manera? Espero tus respuestas en comentarios y, si crees que a alguien le puede gustar esta entrada, no dudes en compartirla. Muchas gracias.

Texto: Raquel Reguero

Anuncios
ADOLESCENTES, MATERNIDAD, Sin categoría

LE ACOMPAÑO EN EL SENTIMIENTO, TIENE UN HIJO ADOLESCENTE.

adolescente

 

Cuando estamos embarazadas o tenemos un bebé la gente nos sonrie y nos da la enhorabuena. Cuando nuestro hijo o hija ha dejado de ser un bebé y tenemos un niño o niña, suelen decirnos que son la alegría de la casa y parece que hasta nos envidiaran.

Cuando decimos que nuestro hijo o hija tiene 12 años o un poco más la cara de nuestro interlocutor suele ponerse seria. “¡Uff, menuda edad! ¡Preparate!” podemos oir. A veces me da la sensación de que no dan el pésame por vergüenza.

Esta manera en la que reaccionan los demás ante la existencia de un adolescente ayuda a los padres y madres  que nos encontramos en esta etapa a que nos enfrentemos a ella con miedo. Que solo pongamos el foco en las dificultades y nos perdamos las alegrías del momento. Que nos vistamos una armadura para salir al campo de batalla.

Es cierto que hay sombras en esta etapa, como también las hubo en las anteriores. ¿Recuerdas las noches sin dormir, la preocupación porque no comía, los mordiscos a los compañeros del aula, las rabietas, los celos…? Pero todo eso, y más, no hizo que “sufrieramos” la etapa de la infancia de nuestros hijos.

¿Por qué con la adolescencia tiene que ser diferente? ¿Por qué dejamos que las sombras no nos dejen ver las luces?

La actitud con la que nos presentamos ante las distintas situaciones de nuestra vida determina en gran medida cómo las vivimos, lo qué hacemos y los resultados que obtenemos. Cuando nos toca acompañar a nuestros hijos e hijas en su adolescencia, la actitud que tengamos es fundamental. Para nosotros y para ellos.

Ten en cuenta que en esta aventura de ser padres y madres todos somos aprendices y nunca es tarde para mejorar. Ademá, durante la infancia ya hemos puesto los cimientos (valores, conductas, creencias…) sobre los que se construirá esta nueva etapa.

Comencemos con una actitud positiva y alegre. Pensemos que una nueva etapa es una nueva oportunidad. Vamos a acompañar a nuestros hijos en un reto que les propone la vida. Igual que les acompañamos durante su infancia, hagamoslo ahora (con las diferencias oportunas).

¿Cómo te enfrentas a la adolescencia de tus hijas e hijos? ¿Qué pensamientos te vienen a la cabeza cuando oyes la palabra “adolescente”? Espero tus respuestas en comentarios  y, si crees que a alguien le puede gustar esta entrada, no dudes en compartirla. Muchas gracias.

Texto: Raquel Reguero

ADOLESCENTES, BIENESTAR, COACHING, Sin categoría

“TODO ME PASA A MÍ”

girl-690327_1920.jpg

Esta es una frase muy utilizada por las personas pesimistas. Cuando dicen “todo” se refieren a situaciones negativas o desagradables, la mayoría de las veces.

Cuando estás con una persona que dice constantemente esas palabras, y teniendo en cuenta que a ti también te pasan cosas, hay veces que te dan ganas de decirle: “¡Mira!, ni te pasa TODO ni solo te pasa A TI, ¿ o te crees el centro del universo?”

Por supuesto que no deberíamos hablar así a nadie y por eso te doy unas pautas para que le ayudes a desmontar esa frase que tanto deprime y que no le hace ningún bien a nadie.

  • Para que se dé cuenta de que TODO es mucho, incluso demasiado, invítale a que haga dos listas. Una con las cosas negativas que le han pasado durante esa semana y otra con las positivas. ¿ Ves cómo también te pasan cosas buenas?

  • Para que sea consciente de que no solo le pasa a él o ella, pregúntale si conoce a alguien que le haya ocurrido lo mismo o algo similar. Es muy raro que no conozca a nadie ya que las cosas que nos ocurren no suelen ser tan exclusivas. Si se empeña en que no conoce a nadie, alarga la conversación contándole a quien conoces tú. Es muy probable que termine “confesando”.

  • Explícale que las cosas pasan, y que nos pasan a todos. Lo que nos hace diferentes es cómo las vivimos. El sentido del humor nos puede ayudar a llevarlo mejor.

  • Trata de que recuerde lo que hizo justo antes de que ocurriera la “catástrofe”. De esta manera no lo repetirá y no volverá a pasar.

  • Es muy importante distinguir entre lo evitable y lo inevitable.

Espero que estas pautas te sean útiles y si eres tú quien utiliza a menudo esa frase ya sabes lo que tiene que hacer.

Me gustaría leerte en comentarios y, si crees que a alguien le puede gustar esta entrada, no dudes en compartirla. Muchas gracias.

Texto: Raquel Reguero.

LIBROS, Sin categoría

“MI HERMANA VIVE SOBRE LA REPISA DE LA CHIMENEA” de ANNABEL PITCHER

MI HERMANA VIVE EN

 

Jamie, un niño de 10 años, comienza con las palabras del título a contarnos esta historia. Sobre la repisa de la chimenea, en una urna, descansan las cenizas de su hermana que fue asesinada hace 5 años en un ataque terrorista.

Tras este terrible acontecimiento, la vida familiar se derrumba y el padre se queda anclado en esa fecha. Tampoco entiende cómo es posible que Jamie no llore por su hermana.

El niño no pierde la esperanza de tener una vida normal y una familia normal a pesar de lo ocurrido. La inocencia de su edad queda plasmada varias veces en el relato haciendonos sonreir.

Esta novela me ha recordado la necesidad del perdón. Cuando no perdonamos nos quedamos unidos a nuestro “enemigo” y no podemos avanzar ni disfrutar de lo que tenemos. Eso es lo que le pasa al padre del protagonista y con su actitud está a punto de arrastrar a sus hijos y destrozar su vida. Sobre el tema del perdón escribí hace varios años aquí por si te interesa.

He recogido alguna de las frases que más me han gustado:

  • A la mañana siguiente encontré una botella de vodka vacía en el cubo de la basura y supe que la vida en el Distrito de los Lagos iba a ser exactamente igual que la vida en Londres.
  • Mamá llevaba un sombrero de fiesta, pero tenía la boca para abajo y parecía uno de esos payasos tristes que se ven en el circo.
  • El otoño es mejor. Todo está un poquito más mustio y no se siente uno como si lo estuvieran dejando aparte de la diversión.
  • Jas es mayor y guapa y rosa y con un piercing y papá se lo está perdiendo por desear que se hubiera quedado en los diez años.

Una novela tierna, humana, dolorosa y llena de esperanza.

¿Te gustan las narraciones hechas por niños? Espero tus respuestas en comentarios y, si crees que a alguien le puede gustar esta entrada, no dudes en compartirla. Muchas gracias.

Texto y fotografía: Raquel Reguero

COACHING, Sin categoría

ACCIÓN CON DIRECCIÓN

direccion

 

Hace unas semanas escribía sobre la importancia de lo que creemos para crear lo que queremos. Lo puedes leer aquí si todavía no lo has hecho. Puede parecer una especie de pensamiento mágico: creo en lo que quiero, doy un toque de varita y lo consigo.

La clave está en ese toque de varita, en la ACCIÓN. Sino haces nada, difícilmente lo conseguirás aunque creas en ello. Si quiero una tortilla de patata, aunque crea en mi capacidad para hacerla, sino empiezo a pelar patatas y batir huevos me quedo sin ella. (Podéis verlo aquí).

Pero ¡cuidado! No se trata de hacer por hacer, es necesario tener una meta hacia la que dirigirte. Por eso, lo primero es definir tu objetivo (en mi caso, hacer una tortilla de patata). Cuanto más concreto y específico sea mejor y siempre planteado en positivo. Es decir, lo que quiero conseguir no lo que no quiero. Mi objetivo no es “no quedarme sin cenar”. Mi objetivo es “cenar tortilla de patata casera”.

Otra característica de un objetivo bien planteado es que sea medible. ¿Cómo voy a saber que he conseguido el objetivo. Si eres capaz de responder a esta pregunta, tu objetivo es medible.

Marcarte una fecha para la que quieres haberlo conseguido te ayudará a organizar tu plan de acción y focalizar tus energía. (Quiero cenar la tortilla esta noche así que ya levantarme del sofá y empezar).

Tu objetivo también tiene que ser alcanzable y realista. Si conoces o has oído de alguien que lo ha conseguido es alcanzable y si tienes o puedes conseguir los recursos necesarios es realista. (Mi madre hace tortilla de patata y tengo patatas y huevos).

¿Has definido correctamente tu objetivo antes de pasar a la acción? Espero tus respuestas en comentarios y, si crees que a alguien le puede gustar esta entrada, no dudes en compartirla.

Muchas gracias.

Texto: Raquel Reguero.

 

BIENESTAR, REFLEXIÓN, Sin categoría

SOY INTROVERTIDA

introvertida

 

Soy introvertida aunque hay personas que me han puesto la etiqueta de antisocial, borde o rara. El ser introvertido está bastante mal visto en nuestra sociedad pero, ¿qué significa ser introvertida?

Todos nos encontramos dentro del continuo introversión-extroversión y cada uno nos inclinamos más hacia un lado o hacia el otro. La gran diferencia entre los dos extremos es que los extrovertidos recuperan su energía con estímulos externos y los introvertidos buscan la recarga en su interior.

Después de un día de trabajo, los extrovertidos prefieren ir a tomar algo con un grupo de amigos y los introvertidos eligen ir a su casa a leer un rato en silencio, por ejemplo.

Esta actitud de los introvertidos puede llevar a pensar a los otros (sobre todo si son extrovertidos) que son seres antisociales, cuando no es cierto. Todos los seres humanos somos seres sociales, necesitamos el contacto con nuestros iguales. Que los introvertidos queramos estar solos en algunos momentos simplemente significa que necesitamos recuperar energía y es nuestra manera de hacerlo.

Los extrovertidos no son mejores que los introvertidos ni viceversa, tan solo tenemos necesidades diferentes y si las entendemos y respetamos será mucho más fácil la convivencia.

¿En qué lado del extremo te encuentras tú? ¿Eres introvertida, introvertido o extrovertida, extrovertido? Espero tus respuestas en comentarios y, si crees que a alguien le puede gustar esta entrada, no dudes en compartirla. Muchas gracias.

Texto: Raquel Reguero.

COACHING, Sin categoría

LO QUE CREES, CREAS

crear

 

Esta es una frase que, sin ser algo nuevo, estoy leyendo mucho estos días. Es mucho más que una frase bonita para escribirla en tazas, bolsas, estuches o plantillas de lettering. Tiene una gran influencia en nuestras vidas y por eso me parece interesante hacerle un hueco en este blog.

Tus creencias (lo que crees) determinan lo que haces y esto influye directamente en lo que obtienes. Afecta a todos los ámbitos de la vida: personal, laboral, social y educativo. Hay millones de ejemplos y para no alargarme demasiado os voy a dar solo uno referente al plano educativo.

Hay numerosos estudios que confirman que cuando un profesor espera que un alumno saque buenas notas, su comportamiento hacia él es diferente que si piensa que no es capaz de superar la asignatura. Cuando tiene “esperanza” en su alumno: le dedica más tiempo, se extiende en las explicaciones, le anima a continuar…Cuando lo da por “perdido”: se limita a las explicaciones básicas, le sanciona por sus errores, no le motiva… El profesor no se da cuenta de esta diferencia en el trato y al final del curso, al ver el resultado, sentirá que tenía razón cuando “etiquetó” a sus alumnos.

Si tú crees que eres capaz de llevar adelante un proyecto, lo llevarás porque actuarás en consecuencia para conseguirlo. Lo importante es que tú lo creas para crearlo, para hacerlo realidad. Parece un juego de palabras pero es mucho más.

Muchas de tus creencias las aprendiste de niño, de manera inconsciente. Las creencias no son innatas. Esto es una buenísima noticia porque, si ya no te sirven, las puedes cambiar. Las creencias se pueden reaprender.

¿No estás consiguiendo lo que quieres? ¿Has revisado tus creencias? Espero tus respuestas en comentarios y, si crees que a alguien le puede gustar esta entrada, no dudes en compartirla. Muchas gracias.

Texto: Raquel Reguero