LIBROS, Sin categoría

“MEDIA VIDA” de CARE SANTOS

20180605_155751

 

Este libro me ha enganchado desde el principio. La historia comienza en 1950 en la habitación de un internado donde cinco adolescentes juegan al juego de las prendas. A las pocas páginas la narración da un salto a 1981. Han pasado 31 años y Care Santos nos cuenta la vida de cada una de ellas. No se han visto en estos años y una cena de “viejas amigas” es la excusa para volverse a encontrar.

Las descripciones de la autora son geniales, tanto las físicas como las psicológicas. Consigue que conozcas a las protagonistas con mucho detalle y empatices, o no, con ellas.

En este relato se aprecia que la esencia de cada uno se mantiene a lo largo de los años aunque queramos o quieran esconderla. (No puede evitar aquí acordarme de esta entrada que escribí.)

Estaba disfrutando tanto esta lectura que el final me ha parecido un poco precipitado. Me hubiera gustado leer unas cuantas páginas más avanzando más en la historia.

Algunas frases que he recogido en mi cuaderno han sido:

  • A Olga le parece que en la orfandad había categorías, como en todo: era mejor ser huérfana pero saber de quién.

  • Permítame darle un consejo. No deje que su obsesión por ser perfecta ahogue su obsesión por ser escritora. A veces, la autoexigencia es una forma de parálisis.

  • En los “hasta que” es donde está lo mejor de la vida, los giros de timón que trazan toda existencia.

¿Has vuelto a reunirte con tus compañeros de la escuela muchos años después? ¿Te sigues reconociendo tras el paso del tiempo? Espero tus respuestas en comentarios y, si crees que a alguien le puede gustar esta entrada, no dudes en compartirla. Muchas gracias.

Nota: De esta autora ya os había comentado un par de libros infantiles en este video.

Texto y fotografía: Raquel Reguero

Anuncios
COACHING, REFLEXIÓN, Sin categoría

¿QUÉ ELIJO, TALENTO O PASIÓN?

electrocardiogram-2

 

En la entrada de la semana pasada hablaba de la diferencia entre TALENTO y PASIÓN y  pregunté qué elegirías si tu TALENTO no coincidiera con tú PASIÓN. Muchas gracias por todas las respuestas y comentarios que habéis mandado, tanto públicos como privados.

Hay quien prefiere trabajar su TALENTO y así aprovechar esa predisposición que tiene y que le hará el camino más fácil. Por otro lado, hay quienes prefieren insistir en su PASIÓN a pesar del esfuerzo que requiere. Había variedad de opiniones.

Os cuento cual es mi elección. Esto no deja de ser mi opinión personal que tiene tanta validez como la vuestra.

Si lo que buscas es ser el mejor en una especialidad, céntrate en tu TALENTO. Aprovecha esa facilidad que tienes para ello y con poco esfuerzo llegarás a la excelencia. Esto te puede llevar a conseguir un trabajo bien remunerado ya que tendrás poca competencia. Es muy posible que con poco esfuerzo consigas mucho. Si para ti el éxito se mide por lo que ganas, económicamente hablando, apuesta por tu TALENTO.

Si lo que buscas es ser feliz, elije tu PASIÓN. Quizás no llegues a ser el mejor en esa actividad pero la PASIÓN será el motor que te empuje a practicar, estudiar y mejorar notablemente. Y cuando desempeñes esa labor la disfrutarás como el que más. Es posible que tengas que llevar una vida más humilde pero vibrarás con lo que haces.

Elijas lo que elijas, me parece muy importante que no abandones nunca tu PASIÓN. Puede que no te de para comer pero seguro que te alimenta el alma. La puedes practicar en tu tiempo libre, como afición.

Si te apetece seguir hablando del tema te espero en comentarios y también puedes compartir esta entrada para ampliar el debate. Muchas gracias.

Texto: Raquel Reguero

COACHING, Sin categoría

DIFERENCIA ENTRE TALENTO Y PASIÓN

electrocardiogram-2858693_1280.png

Hay dos conceptos que de tanto usarlos juntos podemos llegar a pensar que significan lo mismo. Me refiero al TALENTO y a la PASIÓN. Son dos cosas distintas que a veces se dan a la vez y otras no.

TALENTO es aquello que se nos da bien, aquello para lo que tenemos facilidad, una especie de don.

PASIÓN es aquello que nos gusta muchísimo, aquello que aunque le dediquemos mucho tiempo parece que no pasan las horas.

Cuando TALENTO y PASIÓN  se unen surge la magia. Si se te da bien tocar la guitarra y, además, te gusta muchísimo hacerlo estás de suerte. Con un poco de esfuerzo, que tú apenas percibirás como tal, tocarás estupendamente.

¿Qué ocurre cuando tu TALENTO no es tu PASIÓN, o cuando lo que te apasiona no es tu talento? Puede que se te de muy bien tocar la guitarra pero no te guste demasiado hacerlo. Imagínate que a ti con lo que se te pasan las horas volando es escribiendo. Es posible que cuando tus amigos te pidan que toques algo lo hagas, pero cuando estás solo lo más probable es que cojas papel y boli y te pongas a escribir.

Cuando no coincide TALENTO y PASIÓN, ¿tú qué harías? ¿Te centrarías en mejorar tu TALENTO para llegar a niveles excelentes? o ¿prefieres dedicarte a tu PASIÓN y mejorarla aun sabiendo que le tendrás que dedicar un esfuerzo mayor?

La semana que viene te cuento qué haría yo. Mientras tanto, me encantaría leerte en comentarios y así abrir debate. Si crees que a alguien le puede gustar esta entrada y le gustaría participar, no dudes en compartirla. Muchas gracias.

Texto: Raquel Reguero

 

NIÑOS, Sin categoría

ENTRETENER A LOS NIÑOS MÁS ALLÁ DE LAS PANTALLAS

finger-puppets-49651_1920

 

El buen tiempo, los horarios de verano y las vacaciones invitan a comer fuera de casa más que en otras épocas del año. Pero cuando se tienen niños, esta actividad puede complicarse un poco.

Tener que esperar a que nos atiendan, a que nos sirvan o a la sobremesa es difícil con niños ya que son inquietos por naturaleza. Si te fijas en los restaurantes, es habitual que si ves un niño quieto y callado es porque está mirando una pantalla.

Existen más alternativas aunque parece que se nos han olvidado. Todos los adultos llevamos un móvil encima así que dejárselo al niño para que se entretenga es rápido y sencillo. Pero si nos esforzamos un poco más podemos descubrir que esas esperas son una oportunidad buenísima para disfrutar con ellos.

Cosas que puedes hacer (sin recurrir a la pantalla):

  • Jugar al veo-veo. De esta manera se fijan en el local y en la gente cosa que no hacen si están ensimismados con el móvil.
  • Tratar de adivinar qué van a pedir otros comensales.
  • Jugar a las palabras encadenadas.
  • Un lápiz y un papel en el bolso no pesa ni ocupa lugar y da muchísimo juego.
  • Unas marionetas de dedo nos invitan a contar historias.
  • Si hay más niños es interesante llevar algún juego tamaño viaje para que se entretengan entre ellos a la hora de la sobremesa mientras los mayores hablamos. Podemos encontrar muchos juegos clásicos en formato viaje (Oca, parchís, cuatro en raya…)

¿Qué otras distracciones se te ocurren a ti? Espero tus respuestas en comentarios y, si crees que a alguien le puede gustar esta entrada no dudes en compartirla. Muchas gracias.

Texto: Raquel Reguero.

BIENESTAR, REFLEXIÓN, Sin categoría

¿TELETRANSPORTACIÓN O DISFRUTAR DEL CAMINO?

camino.jpg

 

Desde niña he tenido muy claro que si pudiera tener un superpoder  elegiría la teletransportación. Ahora estoy aquí y me apetece ir allí así que cierro los ojos, chasqueo los dedos y al abrir los ojos aparezco en mi destino. Así de rápido, sin atascos y sin pérdida de tiempo.

De pequeña no viajaba mucho. Lo más alejado que iba era en agosto al pueblo de mis abuelos y teníamos 1 hora de viaje. Muchas pensaréis que era poco tiempo pero a mí se me hacía eterno. Para no “sufrir” tanto recurría a la teletransportación: Cerraba los ojos, me quedaba dormida y al abrirlos ya estaba en el pueblo.

Pasaron los años y quiso la vida que me enamorara de un hombre que le gusta veranear a 8 horas de donde vivimos. Aquí ya no me sirvió mi superpoder (y mucho menos cuando fui madre) así que me lo tuve que reinventar y surgió algo fantástico: Aprendí a disfrutar del camino. Las vacaciones no comienzan cuando llegamos al destino como pensaba antes, empiezan cuando estamos preparando la maleta y el camino es parte de ellas.

En el camino puedes ver los paisajes, puedes jugar a juegos ya inventados o inventar nuevos, puedes hablar, puedes cantar, puedes contar chistes, puedes proponer adivinanzas, puedes quedarle en calma y en silencio… Puedes hacer tantas cosas que ya no quiero renunciar a ese momento. Quiero vivirlo y sentirlo.

Esta idea vale para todo en la vida. Es importante tener un destino u objetivo para no perdernos en el camino pero no es en lo único que debemos fijarnos. El recorrido hasta llegar a él es necesario y si lo aprovechamos es muy enriquecedor.

Confieso que en los momentos “trágame tierra” sigo soñando con la teletransportación pero ya no estoy tan segura de que sea el primer superopoder que elegiría.

¿Qué superpoder te gustaría tener a ti? Espero tus respuestas en comentarios y, si crees que a alguien le puede gustar esta entrada, no dudes en compartirla. Muchas gracias.

Texto: Raquel Reguero.

 

LIBROS, Sin categoría

“EL FABRICANTE DE MUÑECAS” DE R.M.ROMERO

20180528_181413

 

Se trata de un libro lleno de magia ambientado en un lugar y un momento donde  eso parece imposible: Cracovia (Polonia) durante la Segunda Guerra Mundial.

Se puede respirar el dolor, la desesperación ante la pérdida y la injusticia pero, sobre ello, se siente el amor, la amistad y la esperanza.

El Fabricante de Muñecas es un veterano de la Primera Guerra Mundial con un poder muy especial. Acompañado de Karolina, una muñeca que parece humana, hará todo lo posible para salvar a sus amigos judíos.

Es un relato donde se mezcla fantasía y realidad, una forma muy original de acercarnos a la dura historia de la guerra. Me quedo con el final de la nota de la autora cuando dice: “Siempre hay alternativa”. Podemos decidir participar en actos de odio, o apartar la mirada… o aliviar el dolor que vemos en el mundo con valor y bondad.

Más frases que me han gustado:

  • Karolina se preguntó hasta qué punto las disculpas habían formado parte de su vida (del Fabricante de Muñecas), aunque no hubiera hecho nada malo.

  • Pasar toda una vida sin creer en algo maravilloso sería lo más triste y aburrido.

  • ¡Ojalá pudieran embotellar la música como una poción!

  • Nadie se pierde realmente del todo mientras exista su historia.

  • Qué estúpidos podían llegar a ser los humanos cuando querían negar la verdad. Buscaban cualquier excusa posible para mantener a flote sus mentiras.

  • La magia es algo raro. Nunca toma la forma que esperas.

¿Has leído este libro? ¿Qué libro te ha emocionado últimamente? Espero tus respuestas en comentarios y, si crees que a alguien le puede gustar esta entrada, no dudes en compartirla. Muchas gracias.

Texto y fotografía: Raquel Reguero

ADOLESCENTES, MATERNIDAD, NIÑOS, Sin categoría

TIEMPO: ¿CANTIDAD O CALIDAD?

regar

 

¡Mira que no habrá entradas dedicadas a esto! A pesar de ello, hoy me apetece escribir sobre el tema. Quizás es que estoy rebelde. Me he dado cuenta cuando mi hijo me ha leído el fragmento de un cuento de una gallina protestona que me ha encantado y he ido corriendo a internet a buscar el libro completo.

Volviendo al tema de la entrada, no sé muy bien por donde empezar porque me siento engañada y confusa. Mi corazón me dice que es muy importante pasar tiempo con mis hijos porque esa es la única manera de conocernos y, por lo tanto, de querernos, respetarnos y disfrutarnos. Pero la realidad es que entre el trabajo, la casa, el colegio y las actividades ese tiempo se reduce al mínimo.

En ese momento llega alguien y dice: “No te preocupes. Lo importante es la calidad de ese tiempo. No importa si es poco siempre que sea bueno.” Y mi cabeza se siente mejor pero mi corazón no.

Victor Küppers dice que ” planta que no riegas, palma”. Si riegas la planta con dos gotas al mes, aunque sea agua de altísima calidad, palma igual. En las relaciones humanas ocurre lo mismo. Y no puedo estar más de acuerdo.

Así que pienso que la cantidad de tiempo que dedicamos a nuestros hijos es fundamental y que no nos cuenten historias con eso de la calidad. Hay muchas cosas para hacer durante el día así que es imprescindible priorizar y dentro de esas prioridades quiero que esté el dedicar tiempo a mis hijos.

Además de tiempo exclusivo para ellos como cuando jugamos o hacemos manualidades también cuenta cuando están con nosotros ayudando a meter la ropa en la lavadora, nos leen un cuento mientras quitamos el polvo o nos acompañan en la cocina mientras preparamos la cena. Una sugerencia: menos pantallas y más personas, menos TV y más compañía.

¿Qué te parece a ti el dilema entre cantidad o calidad cuando hablamos del tiempo que les dedicamos a nuestros hijos? Espero tus respuestas en comentarios y, si crees que a alguien le puede gustar esta entrada, no dudes en compartirla. Muchas gracias.

Texto: Raquel Reguero