Sin categoría

GRACIAS 2019

hands-4153292_1920

Me gusta acabar el año con una carta de agradecimiento a los últimos 365 días que he dejado atrás. El año pasado la compartí contigo, puedes verla aquí, y hoy quiero hacer lo mismo para animarte a que escribas la tuya. No hace falta que la compartas si no quieres, es un ejercicio para ti que te ayudará a cerrar un ciclo y a abrir otro con más fuerza. Recuerda todas las cosas agradables que te han pasado y lo que has aprendido de las demás experiencias.

Aquí va mi lista de las cosas por las que me siento agradecida en 2019:

  • Los paseos compartidos.
  • Los paseos en solitario.
  • La salud se mantiene.
  • Los copos de nieve.
  • Las nuevas ilusiones.
  • Las excursiones familiares.
  • Los  problemas que  se transforman en oportunidad.
  • Las charlas impartidas.
  • Los cursos recibidos.
  • Las tardes de verano en la piscina.
  • Los paseos en bici.
  • La oficina de verano.
  • Las zapatillas nuevas para caminar.
  • Los cambios en las viejas rutinas obsoletas.
  • Las decisiones desde el amor.
  • El algodón de azucar.
  • La carta “sin gluten” en los restaurantes.
  • El atrevimiento.
  • La Escuela de Emociones.
  • Los cuentos compartidos.
  • El olor de las rosquillas.
  • Las acuarelas.
  • Las reuniones diferentes con las amigas.
  • Las películas que hacen llorar.
  • Las agendas para el año nuevo.
  • Las velas sin parafina con olor a vainilla.
  • La literatura juvenil.
  • Las nuevas ideas.

¡¡¡¡Gracias 2019!!!!

¿Por qué quieres dar tú las gracias?

Sin categoría

6 FORMAS DE CONTAR UN CUENTO

storytelling-4203628_1920

Un cuento es una herramienta fantástica para enseñar y aprender. Y no solo para los niños, los adultos también podemos abrir los ojos y la mente leyendo cuentos. Es una actividad muy recomendable para todos.

Hay muchas maneras eficaces y divertidas de usar los cuentos. Depende del niño, de su edad, del momento o de cuanto tiempo queramos dedicarle. Aquí comparto algunas de ellas:

  • Leer de manera lineal el cuento, comenzando por el principio y leyendo hasta el final sin hacer comentarios hasta acabarlo. Para hacerlo más atractivo puedes ir cambiando la voz según los personajes que aparecen y jugar con la entonación.

 

  • Leer el principio del cuento y dejar que el niño adivine qué va a pasar a continuación o que invente qué le gustaría que ocurriera.

 

  • También puedes leer el final e inventar el principio.

 

  • Después de leer el cuento completo puedes imaginar cómo lo contaría alguno de los personas secundarios. Por ejemplo, ¿Cómo contaría la historia de Caperucita Roja el leñador?

 

  • Usar marionetas es una buena alternativa para los niños que no reciben muy bien la idea de leer un cuento. La marioneta la puedes hacer dibujando al personaje en un papel (o imprimiéndolo) y pegándole un palillo en la parte de abajo para sujetarlo.

 

  • Proponer hacer una obra de teatro basada en el cuento puede ser muy motivante.

 

Éstas son sólo algunas formas de contarlo. Puedes compartir tu manera de contar cuentos en comentarios para que entre todos ampliemos la lista. Y si quieres conocer cuentos interesantes, echa un vistazo a mi instagram ya que me gusta compartir aquellos que más hemos disfrutado en casa.

Sin categoría

CÓMO ACTUAR CUANDO ALGUIEN TE EXPRESA SUS PROBLEMAS

sad-659422_1920

Te aviso de que cuando leas esta entrada vas a pensar que es algo tan obvio lo que te cuento que no le darás mucha importancia. Pero te aseguro que esto que parece tan sencillo sobre el papel muchas veces no lo llevas a la práctica e incluso haces todo lo contrario. Y por eso dañas a personas que quieres.

Piensa en una situación real en la que una persona querida por ti te haya contado una situación complicada o dolorosa para ella. ¿Qué has hecho tú?, ¿Cómo has recibido esa información?, ¿Cómo le has contestado?

Según la teoría, para ayudar a esa persona tendrías que haber hecho lo siguiente:

  • Escuchar. Lo primero que debes hacer para saber qué pasa es escucharla atentamente dejando de lado tus juicios y valoraciones. Para escuchar bien deja que se explique y solo interrúmpele para aclarar alguna duda que tengas o para asegurarte de que la estás entendiendo bien (parafraseando algo que ha dicho, por ejemplo). Quizás a ti no te parece tan grave lo que te cuenta pero a ella sí.
  • Empatiza. Ponte en su situación no en la tuya. Fíjate también en su lenguaje no verbal ya que te dará pistas sobre la intensidad con que está viviendo la situación.
  • Muérdete la lengua antes de dar un consejo. Si es necesario hazlo de forma literal ya que tenemos una tendencia muy fuerte a dar consejos cuando no nos los han pedido. El momento de dar un consejo es cuando te lo piden y si no te lo piden guárdatelo. Muchas veces la persona necesita hablar y desahogarse  y es lo que busca cuando te cuenta su disgusto.
  • Se asertivo. Si te ha pedido consejo cuida tus palabras cuando se lo transmitas. Recuerda que está más sensible de lo habitual.

Vuelve a recordar esa situación en la que has pensado al principio. ¿Qué hubieras hecho diferente después de leer estas pautas?

También puedes darle la vuelta y visualizar cómo fue la última vez que tú le contaste un problema a alguien. ¿Cómo actuó esa persona?, ¿Cómo te hizo sentir? Este ejercicio te ayudará a interiorizar mucho mejor todo lo anterior.

Sin categoría

3 RAZONES POR LAS QUE NO EDUCAS IGUAL A TODOS TUS HIJOS (Y ESTÁ BIEN).

summer-4447538_1920

“¡Fíjate que diferentes son mis dos hijos, no parecen hermanos! ¿Cómo es posible que sean tan distintos si se han criado en la misma casa?” He escuchado muchas veces esta frase e incluso, he de confesarte, que yo también la he dicho.

Pues son tan distintos porque son personas diferentes, como tú y como yo aunque ellos comparten algo de genética. Y es cierto que se han criado en la misma casa pero no de la misma manera. Hay varias diferencias que te comento a continuación:

  • Tu experiencia. No tienes la misma experiencia cuando eres primeriza que cuando repites. Eso se traduce en que tu nivel de nervios, ansiedad, inseguridad y dudas es muy diferente en cada situación. Así que no actuas igual. No puedes actuar igual.
  • Tu momento vital. Lo mismo que el agua del río avanza por la corriente, tú no estás siempre en el mismo punto. Te mueves porque la vida es movimiento y cambio así que cada maternidad te pilla en un momento distinto de tu vida. No tiene que ser ni mejor ni peor, simplemente son distintos por necesidad.
  • Las necesidades de tus hijos son diferentes y tú estás ahí para cubrirlas. A cada uno le das cosas distintas en función de lo que te pide. Estoy segura de que si el pequeño demanda más caricias no vas a dejar de darselas porque al mayor no le gustaban tanto.

Los valores que transmites serán los mismos porque son tus cimientos y sería algo incoherente no hacerlo, pero el trato nunca va a ser el mismo. Aunque no te des cuenta y quieras hacerlo igual no es posible.

Hay a quien le cuesta admitir esas diferencias en el trato entre sus hijos porque piensa que no es justo. Lo que no es justo es compararlos entre si ya que cada uno es único y como tal hay que admitirlo y respetarlo.

Sin categoría

4 BENEFICIOS Y + DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL

grimace-388987_1920

Muchas veces he visto que la inteligencia emocional se define como la capacidad de identificar nuestras emociones y las de los demás y gestionarlas adecuadamente. Y esta definición es correcta pero se queda muy corta.

La inteligencia emocional se compone de 5 competencias dentro de las cuales hay varias habilidades y en la definición que he compartido solo se cotemplan 2.

En esta entrada no es mi intención explicarte las 5 competencias sino que veas que la inteligencia emocional es mucho más que eso que hemos oído por ahí. Nadie nos ha enseñado y estamos en pañales en este tema.

Cuando tú y yo ibamos al colegio ni escuchamos hablar de inteligencia emocional. Ahora nuestros hijos e hijas lo trabajan un poco si tienen suerte, aunque suelen quedarse en las 2 competencias más famosas.

Todavía me pregunto cómo teniendo tantos beneficios, la inteligencia emocional apenas se trabaja en los colegios. Te voy a enumerar algunas de las consecuencias de tener este tipo de inteligencia desarrollada adecuadamente:

  • Permite que te conozcas mejor ya que cuando exploras en tu inteligencia emocional, muchas veces, estás poniendo el foco en tu interior. Aprendes a valorarte y a hacerte valer.
  • Mejora los vínculos personales con otras personas. Al saber reconocer las emociones en los otros y al ser capaz de expresar adecuadamente lo que sientes tendrás una gran ventaja a la hora de relacionarte. Este aspecto es muy importante para algo tan básico y necesario como hacer amigos y mantener esas amistades o tener buen ambiente en tu lugar de trabajo o en tu casa.
  • Te ayuda a mantener la calma cuando la situación es tensa ya que te enseña a regular la intensidad de tus emociones y a tolerar las frustaciones, entre otras habilidades. Esto aleja gran parte del estrés que puedes sufrir en tu día a día.
  • Cuando eres consciente de tus emociones puedes actuar con coherencia y responsabilizarte de tus acciones lo cual hará que tu bienestar psicológico aumente.

Como ves, las habilidades que se desarrollan cuando practicas la inteligencia emocional son muchas: aumentas tu vocabulario emocional, identificas correctamente las emociones y su intensidad, consigues estrategias personales para regular las emociones, la automotivación, el ser capaz de ver el lado positivo de las cosas, ser persistente, tener resiliencia, empatía, saber escuchar, ser asertivos… y la lista continua.

Me encantaría que llegara el día en que una de las asignaturas del cole fuera INTELIGENCIA EMOCIONAL y entre juegos, cuentos y risas los niños y niñas aprendieran esta gran lección para la vida. Mientras tanto, yo ofrezco mi pequeño grano de arena con la Escuela de Emociones. Puedes saber más de esta Escuela aquí y seguir mis aventuras por mi instagram .

Sin categoría

5 HERRAMIENTAS PARA UN DIÁLOGO INTERNO POSITIVO

dialogo interno

El otro día lancé una encuesta por Instagram (me encuentras aquí ) en la que preguntaba:

Cuando alguieen te dice “¡ Qué guapa estás! ¡ No te había conocido! Tú, ¿Qué piensas?:

– ¿Cómo estaré otros días? (emoticonos de horror)

– ¡ Gracias! ( emoticonos de amor)

Más de la mitad eligieron la primera opción. No es que sea un estudio científico pero este resultado me hizo reflexionar sobre la importancia del diálogo interno, de esa charleta que tenemos con nosotras mismas, y del daño que nos hace muchas veces.

Es muy importante que seas consciente de cómo es tu diálogo interno ya que tu mente tiene mucho poder sobre tus emociones y éstas sobre tu comportamiento. Lo que haces, o no haces, determinará lo que obtengas.

Hay diálogos internos destructivos como los siguientes:

1.- Catastrófico. Siempre piensa en el peor resultado posible.

2.- Autocrítico. Se centra en sus limitaciones y defectos.

3.- Victimista. Se lamenta de lo que le ocurre pero no hace nada para cambiarlo.

4.- Autoexigente. Es intolerante ante sus errores.

Estos diálogos internos pueden acabar en ansiedad, tristeza crónica, sentimiento de culpa constante, ira o vergüenza. Como ves, el impacto que tienen en tu vida es muy negativo.

Es inevitable tener un diálogo interno, que sea positivo o negativo depende de ti. Puedes cambiar la perspectiva para convertir ese diálogo en tu aliado. Algunas herramientas que te ayudarán a cambiar la perspectiva y tu diálogo interno son:

  • ESCRIBIR UN DIARIO DE AGRADECIMIENTO. Te hablaba en esta entrada de este ejercicio que hace que te enfoques en las cosas buenas. Coge un cuaderno y, todas las noches, anota tres cosas por las que quieres dar las gracias.
  • SONRÍE. Es complicado tener pensamientos negativos cuando sonríes. Además, la sonrisa es contagiosa.
  • DI ADIOS A LA PERFECCIÓN. La perfección no existe y eso es fantástico ya que te permite seguir practicando y aprendiendo. ¿Te imaginas que aburrida sería tu vida si ya no tuvieras nada más que aprender y mejorar?
  • CENTRATE EN EL PRESENTE y no anticipes hechos que ni siquiera sabes si ocurrirán. Disfruta de lo que es AHORA.
  • FUERA LAS COMPARACIONES Y LAS ENVIDIAS. Si te sorprendes teniendo envidia de alguien, fíjate en lo qué envidias de esa persona y analiza cómo lo ha conseguido. Ahora que ya sabes lo que puedes hacer, hazlo.

Espero que estas cinco prácticas te ayuden a tener un diálogo interno que te motive y te haga feliz.

Sin categoría

¿HAS SOÑADO ALGUNA VEZ CON SER INMORTAL? 2 LIBROS QUE TE HARÁN PENSAR EN ELLO.

woman-2003647_1920

Ya te hablé en esta entrada de los beneficios de leer los mismos libros que tus hijos. Pues siguiendo mi propio consejo, leí  “El chico que tenía 1000 años” de Ross Welford y me encantó. Yo lo recomendaría a partir de los 12 años.

Mis hijos, sobre todo el pequeño, me preguntan a menudo si me gustaría ser inmortal. Cuando les contesto que no, se quedan con cara de asomro. A pesar de explicarles mis razones no parecen compartir mi opinión. Al leer este libro y descubrir la aventura del protagonista puede que me entiendan mejor.

Alfie Monk, el chico que tiene más de 1000 años, aparenta tener 11. Realmente no es inmortal, hay circunstancias en las que puede morir, pero no envejece. Esta cualidad hace que su vida sea peculiar y que tenga que mantenerla en secreto.

¿Te imaginas todo lo que podrías ver si vivieras 1000 años y más? ¿Cuántas experiencias podrías tener? ¿Qué pasa cuando todos se van haciendo mayores y tú no? Solo te diré que Alfie no recomienda vivir para siempre. Quiere parar ya y hacerse mayor como los demás y para eso vivirá una aventura increible.

En esta línea de la inmortalidad, hace unas semanas empecé a leer “Siega” de Neal Shusterman. Se trata de la primera entrega de la trilogía ” El arco de la guadaña”. Se clasifica como novela juvenil pero, si te gusta la ciencia ficción la vas a disfrutar aunque ya hayas llegado a la edad adulta.

Aquí los personajes son inmortales e incluso pueden reiniciar su contador de edad. Por eso se encuentran con el problema de la sobrepoblación que hay que solucionar cuanto antes. Para esto están los Segadores, una profesión como otra cualquiera, ¿o no?

No te puedo contar mucho más porque llevo pocos capítulos leídos pero te aseguro que estoy enganchadísima. Nunca me hubiera parado en la sección juvenil de la librería buscando libros para mí si no tuviera un hijo adolescente y es algo de lo que estoy aprendiendo mucho. Te lo recomiendo 100%.

Después de estas lecturas, cuando te pregunten ” ¿has soñado alguna vez con ser inmortal?” seguro que te lo piensas antes de responder.