NIÑOS, Sin categoría

SOBREPROTECCIÓN Y SOBREESTIMULACIÓN

sobreproteccion

 

Resumiendo bastante, diré que unos padres sobreprotectores son aquellos que están continuamente pendientes de sus hijos. Muchas veces, hacen cosas que los pequeños pueden hacer por si mismos pero son los padres, con muy buena intención, quienes las hacen.

Como resultado de una educación sobreprotectora nos encontramos con niños:

  • Poco o nada tolerantes a la frustración. No han tenido oportunidad de frustrarse ya que sus padres no lo han permitido.
  • Inseguros. Cuando los padres no dejamos hacer algo  a nuestros hijos que ellos son capaces de hacer, el mensaje que les estamos lanzando es “tú no eres capaz”.
  • Con baja autoestima. Esto está muy relacionado con el sentimiento de inseguridad que comentaba en el punto anterior.
  • Miedosos.
  • Incapaces de resolver problemas ya que siempre han tenido a sus padres para hacerlo.
  • No asumen responsabilidades. No pueden ser responsables de lo que no hacen.

La sobreestimulación es otro ingrediente que muchas veces se añade a la sobreprotección. En la sociedad actual queremos que nuestros hijos sean los mejores y los primeros en todo así que desde pequeños los apuntamos a solfeo, piano, ballet, fútbol, teatro, inglés, francés, refuerzo escolar…Unas agendas completas que consiguen niños agotados, sin tiempo para pensar quiénes son ni lo que les gusta, con baja tolerancia al aburrimiento e impacientes.

Los hijos sobreprotegidos y/o sobreestimulados suelen padecer ansiedad, depresión y otros trastornos psicológicos.

Los padres sobreprotectores ejercen una frenética carrera todos los días. No se relajan ni un momento. Además de estar atentos al 100%  de sus hijos, hacen sus tareas (las de los niños) y actúan de chofer de aquí para allá con ellos.

Los niños necesitan padres relajados y para conseguirlo es importante que confiemos en sus capacidades para que así puedan desarrollar su autonomía.

Tengamos mucho cuidado ya que sobreproteger es en realidad desproteger, cosa que estoy segura de que ningún padre quiere para sus hijos. Y como he leído en numerosas ocasiones, lo que debemos hacer los padres no es preparar el camino a sus hijos, sino preparar a nuestros hijos para el camino.

¿Tiene tu hijo huecos en blanco en su agenda? ¿Cuándo los recoges del cole, cargas con su mochila? Espero tus respuestas en comentarios y, si crees que a alguien le puede gustar esta entrada no dudes en compartirla. Muchas gracias.

Texto: Raquel Reguero

LIBROS, Sin categoría

“LA VERDAD SOBRE EL CASO HARRY QUEBERT” DE JOËL DICKER

La verdad sobre el caso ...

 

Este libro lo leí hace años, en el 2014 concretamente, y lo recuerdo como un libro que me entusiasmó . El genero thriller no es el que más a menudo leo, soy más de amores y “ñoñerías”, pero reconozco que los pocos que he leído de misterios, secuestros y asesinatos me han gustado.

Me lo recomendó mi hermana y no falló. Ahora mismo no sabría hacerte un resumen de él porque tengo muy mala memoria para los argumentos de libros y de películas. Me quedo con las sensaciones que me hacen vivir y eso es lo que recuerdo de ellos.

Con este libro viví momentos de intriga, de nervios, de sorpresa… sin descanso y con la intensidad justa. Acostumbro a puntuar mis lecturas y la mayoría no suelen superar el 7,5. “La verdad sobre el caso Harry Quebert” consiguió un 9,8 de mi parte y cuando lo veo en la estantería se me remueve algo por dentro. Esos son los libros que me gusta guardar, los que me mueven y hacen sentir. Los demás los regalo o dono a la biblioteca.

Algunas frases que anoté fueron:

  • El arrepentimiento es un concepto que no me gusta: significa que no asumimos lo que hemos sido.

  • Y yo pensé que una estrella fugaz era una estrella bonita que tenía miedo de brillar y huía lo más lejos posible. Un poco como yo.

  • No sé si los escritores son solitarios o es la soledad la que empuja a escribir.

 

¿Cuál es tu género literario favorito? ¿Conservas todos tus libros o solo aquellos que te han hecho vivir momentos especiales? Espero tus respuestas en comentarios y, si crees que a alguien le puede gustar esta entrada, no dudes en compartirla. Muchas gracias.

Texto y fotografía: Raquel Reguero.

LIBROS, REFLEXIÓN, Sin categoría

MADRE HAY MÁS QUE UNA

MADRE HAY MAS QUE UNA

 

Así se titula el libro de Samanta Villar que tanta polémica despertó. Según recogieron los titulares en la prensa, la autora en la presentación dijo que tener hijos es perder calidad de vida. Ahí comenzaron cantidad de críticas hacia la periodista. La verdad es que pocas críticas eran hacia el libro ya que la mayoría admitía no haberlo leído y renegaban de su lectura.

Yo me quedé muy asombrada. No por el titular sino por el lío que se formó. Personalmente, estoy de acuerdo en que tener hijos te quita calidad de vida. Me gustaría que siguieras leyendo antes de mandarme a la hoguera o llamar a los servicios sociales para que me quiten a mis retoños.

La llegada de un hijo supone, entre otras cosas: una nueva responsabilidad añadida a las que ya tienes, más estrés, menos horas de sueño, más cansancio, más preocupaciones, más dudas… Si sumas estos ingredientes a tu vida, ésta resta en calidad. Es como yo lo veo y desde ese punto de vista interpreté el titular.

Pero hubo muchas ( y uso el femenino de manera consciente porque me refiero a mujeres) que hicieron una lectura distinta y surgieron textos virales que se extendieron como la pólvora por las distintas redes sociales. Uno de esos textos lo firma Carmen Pinos.

También estoy de acuerdo con Carmen cuando dice que su hijo es lo mejor que le ha pasado. Y no es que quiera hacerme amiga de todas y sea una aduladora sin criterio. Creo que se puede estar muy feliz siendo madre, sentir que es lo mejor que te ha pasado en la vida, tener ganas de repetir la experiencia, estar muy orgullosa de nuestra condición de madres… y no por ello negar que tenemos más estrés, más responsabilidad, más miedos, más sueño… que cuando no teníamos hijos. Y que en ese sentido tenemos menos calidad de vida.

Esta es mi reflexión tras el alboroto que se formó. También hay quien dice que no era más que una estrategia de marketing.  No lo sé. Yo de todas formas, he leído el libro y he aprendido unas cuantas cosas interesantes sobre las parejas que desean tener hijos y no pueden.

 

Texto: Raquel Reguero

 

REFLEXIÓN, Sin categoría

QUÉ HE APRENDIDO EN JUNIO

APRENDIZAJE JUNIO

 

Un día de junio hablaba con un amigo sobre cocina. Me dijo que en su casa hacían mucho comida china y japonesa. Yo le dije que nunca había cocinado esa gastronomía y que nunca había comido en un japonés. También me habló de las galletas que traen mensaje dentro que, por lo visto, siempre es verdad lo que dicen. Pues yo nunca he comido ese dulce.

Me sorprendió la cantidad de veces que había dicho la palabra “nunca” en una conversación tan breve. En ese momento, me parecieron demasiadas. Pero ahí no quedó la cosa.

Al día siguiente me puse a leer un libro después de comer. Lo empecé a leer y lo terminé esa misma tarde. 140 páginas de entretenimiento y disfrute sin interrupciones. A la noche pensé ” Nunca me había leído un libro entero en un solo día”. ¡ Vaya! Otra vez la palabra “nunca” me golpeó con fuerza.

Eso me hizo pensar que estoy tan metida en mi rutina que me resulta muy difícil escapar de ella. Las rutinas están bien porque me ayudan a llevar una vida más ordenada y facilitan el día a día pero, también hacen que no pruebe cosas nuevas.

No hablo de tirarme en paracaídas o bañarme con delfines. Me refiero a cosas cercanas y accesibles como probar comida nueva, relajarme durante una tarde sin sentir que pierdo el tiempo o tomarme un café a la hora de la merienda en lugar de hacerlo después de comer.

Estoy segura de que si me permito saltarme alguna vez alguna de mis rutinas descubriré nuevas y placenteras sensaciones.

¿Te pasa a ti lo mismo? ¿ Sientes que tus rutinas te controlan? ¿Tú lista de “nunca” es muy larga? Espero tus respuestas en comentarios y, si crees que a alguien le puede gustar esta entrada, no dudes en compartirla. Muchas gracias.

Nota: Desde que aprendí esta lección he comida galletas con mensaje, he leído prosa poética y una autobiografía (géneros que nunca había probado), he tomado café con uno de mis hijos a solas… Y lo he disfrutado.

Texto: Raquel Reguero

 

LIBROS, NIÑOS, Sin categoría, VIDEO

CUENTOS Y LIBROS JUVENILES

cuentos

Hoy os traigo un video con recomendaciones de cuentos infantiles y libros juveniles. He tenido dos grandes ayudantes para hacer la selección. De las últimas lecturas que han hecho mis hijos de 6 y 10 años, han elegido las dos que más les han gustado. Aquí podéis verlo :

 

¿Nos ayudas a ampliar la lista ?¿Qué recomendaciones harían vuestros hijos? Esperamos vuestras respuestas en comentarios y, si crees que a alguien le puede gustar este video , no dudes en compartirlo. Muchas gracias.

LIBROS, Sin categoría

“LA NOCHE SOÑADA” DE MAXIM HUERTA

La noche soñada

Hoy una entrada cortita para hablarte de otro libro que me llegó al alma. Me resultó muy tierno y despertó en mí gran sensibilidad desde el primer momento. Una historia increíble con un final sorprendente, llena de amor.

Desde luego, como puede leerse en su contraportada, es una historia sobre la búsqueda de la felicidad. Si te animas a leerla, te recomiendo que lo hagas sin prisas. Déjate llevar por las palabras, imagina las escenas y déjate sentir.

Comparto contigo algunas frases que anoté:

  • El calor de las madres es diferente a cualquier calor.

  • La abracé para quererla mucho y me abrazó para protegerme mucho.

  • Ese silencio fue sonoro.

  • A veces, ayer como hoy, se escucha el amor cuando más callado estás.

¿Has leído este libro? ¿Has sentido AMOR leyendo alguna novela? Espero tus respuestas en comentarios y, si crees que a alguien puede gustarle esta entrada, no dudes en compartirla. Muchas gracias.

Texto y foto: Raquel Reguero

 

REFLEXIÓN, Sin categoría

¿TE PREPARAS PARA LA VIDA REAL?

FUNCIONARIOS

Hace unas semanas, tras una experiencia con un funcionario, me vino a la cabeza cómo es la vida del opositor. El opositor, con mucho esfuerzo, conseguirá su sueño de ser funcionario un día.

No podía quitarme la imagen de esa persona estudiando todos los días un montón de horas, sentado frente a la pila de libros, con sus apuntes subrayados de colores, esquemas y demás. Ahí se quedó congelado el fotograma.

Y llegó la incongruencia, para mí. Nos quejamos mucho del sistema educativo (yo la primera, lo reconozco). Pedimos que no haya tanta teoría, decimos NO a los deberes, las notas no nos parecen la mejor manera de evaluar a nuestros hijos… Pedimos que trabajen por proyectos, en equipo, que se les eduque en valores, que se tenga en cuenta el mundo de las emociones. Resumiendo: que se les prepare para la vida.

¿Qué diferencia hay entre un opositor y el estudiante que prepara los exámenes? Aquí es donde se mi hizo un nudo en el estomago.¿Cuánta gente hay soñando con ser funcionario y dedicándose a estudiar para conseguirlo?

Buscando deshacer ese ovillo de la incoherencia que tenía entre mis manos, me acordé de otra cosa: ¿Por qué me cuesta tanto encontrar un funcionario que muestre empatía? Quizás, entre todos esos papeles que tuvo que estudiar no se mencionaba ese termino. Quizás, pasó demasiado tiempo sin vida social porque era prioritario aprobar el examen y se olvidó del tema. Quizás, tampoco es un asunto que le vayan a evaluar. Quizás,…

Hay ocasiones en las que escribir me ayuda a organizar mis ideas. Pues hoy no es el día. Me despido con el mismo lío que tenía en la cabeza cuando he empezado. ¿Puedes ayudarme?

Te espero en comentarios y si crees que a alguien le puede gustar esta entrada no dudes en compartirla. Muchas gracias.

 

Texto: Raquel Reguero